¿Qué se debe tener en cuenta en un dormitorio juvenil?

Después de la cama, el mobiliario de un dormitorio juvenil debe contar con un armario y una zona de estudio. Otros elementos de almacenamiento como estanterías, librerías, cómodas o baúles son de vital importancia para que el espacio esté ordenado y se genere una atmósfera adecuada para trabajar.

Hay que tener en cuenta que, con cierta edad, los hijos ya no son niños y necesitan más que nunca un rincón propio y personal dentro del hogar. Lo más importante para ellos: participar en el diseño de su habitación. Lo más importante para los padres: crear un espacio confortable que los invite al estudio y al orden.

Si se cuenta con el espacio suficiente, resulta buena idea integrar en la habitación una zona destinada al ocio y al relax que puedan compartir con sus amigos cuando vengan de visita. Unos pufs o almohadas, una alfombra, una estantería para el equipo de música y los discos o un revistero pueden ser algunos de los elementos que compongan esta área. Sin embargo, debemos ser cuidadosos en este punto para no generar distracciones innecesarias cuando estudian: instalar, por ejemplo, un televisor o una consola de videojuegos puede tener sus riesgos…

Finalmente, los jóvenes suelen ser amantes de las fotografías, los pósters y los recuerdos: para evitar el caos podemos instalar una pizarra de corcho o un mural más grande donde puedan pegar sus creativos collages. ¿Tienes dudas? Los profesionales de MacMobles podrán decirte cómo planificar la decoración de dormitorios juveniles al mejor precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres que te llamemos?