Muebles a prueba de mascotas

La maravillosa compañía de una mascota, los valores que nos aporta: ternura, fidelidad y cariño no se pagan con nada. Sin embargo, por todos es sabido que su cuidado conlleva una especial dedicación, y más si conviven bajo nuestro mismo techo. 

A priori, animales y muebles no parece la mejor combinación, pero si seguimos unos fáciles consejos veremos cómo nuestro mobiliario sobrevive intacto a las travesuras de nuestras mascotas:

  • Chorrito de agua: para evitar que el perro, y en especial un gato, raye los muebles podemos tener a mano de un spray y rociarles con agua justo cuando se dispongan a rasguñar. Esta táctica, de forma repetida, permitirá que el animal asocie su acción con el castigo.
  • Mobiliario adecuado: el tipo de textiles que integran la decoración es uno de los puntos clave, por ejemplo cubrir el sofá con una funda con gomas para que en ningún caso pueda moverla. También es recomendable que los suelos no sean parquet y que te decantes por un piso de cerámica: no se raya y no se ensucia tanto, por lo que es más fácil de limpiar.
  • Elige un rincón para tu mascota: él también necesita su propio espacio habilitado de acuerdo a sus necesidades, un lugar donde dormir, comer y guardar algunos juguetes. Al tiempo que nuestro animal se siente más cómodo, evitamos su presencia constante – y a veces inoportuna – de los espacios comunes.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres que te llamemos?