Consejos de interiorismo

El riesgo de pintar toda la casa de blanco es que es fácil caer en salas anodinas, frías y, a veces, hasta demasiado deslumbrantes, lo que se puede compensar combinando varios colores o apostando por tonalidades más cálidas que ayuden a crear un espacio acogedor.

Es importante saber que los colores intensos pueden generar estrés, por lo tanto, si nos gustan, tenemos que moderar el uso. Si, por ejemplo, se decide dar un atrevido toque naranja a la estancia, se debe optar por reducirlo a sólo una pared y combinarlo con tonalidades muy discretas en el resto. Estas elecciones más osadas suelen quedar divertidas, pero generalmente suelen cansar antes, por eso los colores demasiado saturados se usan pocas veces en superficies grandes. Para un resultado armónico, es aconsejable combinar varias tonalidades de una misma gama cromática. Ven a MacMobles, ¡recibirás los mejores consejos de interiorismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres que te llamemos?