Claves para escoger el mejor colchón

Las consecuencias de dormir en un colchón deformado, poco firme o que cruja afectan de manera directa la salud: falta de concentración, ansiedad, fatiga, déficit en la memoria y dolor muscular. Si cada mañana se tiene la sensación de incomodidad y que apenas ha descansado, ha llegado la hora de sustituir el viejo colchón.

La longitud del colchón debe ser entre 10 y 20 centímetros más que la de la persona que lo vaya de utilizar, con un espesor de 15 centímetros como mínimo y una anchura de 90 centímetros para camas individuales y de 150 centímetros para las de matrimonio. En cuanto a la superficie, un colchón demasiado duro es tan perjudicial como uno blando e inconsistente. Debe ser firme y apoyar toda la columna cuando se está en la cama boca arriba, de manera que se distribuya de la forma adecuada la presión del cuerpo para favorecer la circulación en las horas de sueño.

¿Tienes dudas? Los profesionales de MacMobles podrán decirte cómo seleccionar el mejor modelo de colchón según tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres que te llamemos?